Featured Content

NY: Hispanos piden cobrar en sus trabajos si se ponen enfermos

May 9, 2012

NUEVA YORK — Trabajadores hispanos se unieron el miércoles para apoyar una legislación que obligaría a pequeños negocios y empresas de la ciudad de Nueva York a pagarles los días que estén enfermos o a asegurarles que no les despiden si se enferman y no van a trabajar.

Cubanos, dominicanos, colombianos y mexicanos que trabajan en restaurantes, tiendas o cuidando a ancianos se presentaron frente a las oficinas del concejal de origen puertorriqueño y afroamericano Erik Dilan, en Brooklyn, para exigirle que apoye el proyecto de ley.

“Necesitamos esto, no importa el estatus migratorio que tengamos”, dijo Eudozio Alvarado, un mexicano de 58 años que fue despedido en noviembre del restaurante en el que trabajaba porque faltó debido a una operación quirúrgica. Alvarado, quien nació en el estado de Guerrero y cobraba 380 dólares a la semana, había resultado herido cuando una caja pesada le cayó encima del pie.

Los hispanos entregaron 1.800 firmas en la oficina de Dilan en apoyo del llamado Paid Sick Time Act (Ley de Tiempo de Enfermedad Pagado). La medida está pendiente de ser votada por el Concejo Municipal y obligaría a empresas de más de veinte empleados a pagar hasta nueve días de enfermedad por empleado y negocios de cinco a 20 empleados a pagar hasta cinco días de enfermedad. Los negocios más pequeños tendrían que ofrecer cinco días de enfermedad sin pagar, pero asegurando que el empleado no pierde su puesto.

“Si nos enfermamos y no vamos a trabajar, no cobramos”, dijo Juana Geraldo, una dominicana de 56 años que trabaja cuidando ancianos a domicilio a cambio de 10 dólares la hora. “Estamos aquí para reclamar que se nos apoye en esta lucha”.

Más de un millón de neoyorquinos, entre ellos un gran número de inmigrantes e hispanos, carece de días de enfermedad pagados en el trabajo, según datos de la organización sin ánimo de lucro Se Hace Camino Nueva York, que organizó la protesta. El grupo de activistas dijo que tres de cada cuatro trabajadores con sueldos bajos no cobran si se enferman.

Muchos de los afectados son inmigrantes sin autorización para residir en Estados Unidos que trabajan sin contrato y cobrando en efectivo.

El concejal Dilan no respondió una llamada de Associated Press de forma inmediata. A pesar de que muchos miembros del Concejo Municipal apoyan la propuesta, otros aseguran que este no es el mejor momento económico para imponer la medida a pequeños negocios.

El colombiano Carlos Gil, de 40 años, dijo que se unió a la protesta en solidaridad a otros hispanos. Gil trabaja como jornalero, buscando empleo en puestos de construcción.

“Yo no tengo días de enfermedad porque, en mi sector, eso es muy difícil”, explicó. “Pero si logro un empleo distinto al mío, medidas como esta me beneficiarían”.

 

Comments

comments